Envío no disponible - el usuario ya ha aceptado un presupuesto.

RIB BOAT (Nº 4734492)

Longitud [m]:

8

Anchura [m]:

2.4

Profundidad [m]:

2.0

Peso total [kg]:

1670.00

¿Cuál es su presupuesto? [PLN]:

2000

Dimensiones aproximadas

Distancia: 2049.00 km

Dirección y fecha de recogida

Reino Unido, Poole, Poole

Flexibilidad de fechas

Dirección y fecha de entrega

Polonia, Voivodato De Podlaquia, Augustow

Flexibilidad de fechas


Transporte de lanchas

Las lanchas son pequeñas embarcaciones que pueden ser con remos y vela, o bien de vapor o de motor, estas últimas se conocen como lanchas a motor. Esta embarcaciones se utilizan para el transporte de personas o mercancías en zonas costeras y también en ríos.

Las embarcaciones a motor son las más utilizadas y se dividen en 3 tipos según la posición del motor en el barco: las que cuentan con motor fueraborda, las de motor intraborda y las propulsadas con turbina.

A la hora de transportar una lancha, no suele importar de qué tipo de lancha se trate, ya que por lo general nos son fáciles de trasladar debido a sus grandes dimensiones.

Para mover una lancha, necesitarás un remolque especial para el transporte de embarcaciones que garantice su correcta sujeción para que no resulte dañada durante el transporte. Algunos tipos de remolques para embarcaciones cuentan con elementos adicionales que ayudarán a realizar el transporte de la lancha de manera más sencilla, como sería un remolque de rodillos, con el que cargar y descargar la lancha sin esfuerzo.

Antes de transportar una lancha, es crucial medir la embarcación correctamente. Un consejo: haz tú mismo la medición ya que el tamaño dado por el proveedor no siempre es exacto.

Otro punto importante es guardar todos los elementos innecesarios y que vayan sueltos en la lancha y no olvidar que no se puede superar la Masa Máxima permitida del vehículo con el que vayas a realizar el transporte (incluyendo el peso del vehículo, la lancha y el remolque).

Si no puedes realizar tú mismo el traslado de la lancha, puedes contratar los servicios de un transportista profesional. Si eliges esta opción, no tendrás que preocuparte de encontrar un vehículo y remolque aptos para transportar la lancha. Además, el transportista te ayudará con la carga y descarga de la embarcación y su conocimiento puede, sin duda, facilitar la tarea.

El precio de transportar una lancha va a depender del peso y tamaño de la embarcación, el estado en que se encuentra y la longitud de la ruta.