CÓMO FUNCIONA

Dinos a dónde te mudas y encontraremos al mejor transportista para realizar tu mudanza.
Conectamos a personas y empresas con transportistas verificados especialistas en mudanzas.
En España y en toda Europa.

ahorrados con nosotros 22 099 000 € 22 099 000 € ahorrados con nosotros
913 000 envíos
realizados 913 000 envíos realizados
0 € por publicar tu envío 0 € por publicar tu envío
48 000 transportistas 48 000 transportistas

Mudanzas realizadas recientemente:

Los mejores presupuestos
para tus envíos

Los mejores presupuestos
para tus envíos

Transportistas verificados

Solo Transportistas
verificados

97% de clientes satisfechos

97% de clientes satisfechos
desde 2010

Apoyamos el transporte ecológico

Apoyamos
el transporte ecológico

Valoraciones

Muy buena comunicación con Carlos. Muy buen servicio.

Mercedes

Usuario Pilar M.
,
Ruta: Råholt - Vitoria-Gasteiz

Un poco tardó ,pero perfecto.

1

Usuario Antonio M.
,
Ruta: Sankt Augustin - Sabadell

Todo bien, recogida segun convenido y entrega en tiempo aceptable

Fiat 130

Usuario Pilar M.
,
Ruta: Madrid - Drammen

Consejos para preparar tu envio

Los cambios de lugar de residencia se asocian generalmente con caos, estrés y una larga lista de tareas a desarrollar. Pero, con una correcta planificación, una mudanza se puede desarrollar de manera rápida y eficiente, en resumen: minimizando al máximo los problemas. Para ello es necesario valorar cada punto y definir cada etapa con sumo cuidado, comenzar a empacar los objetos con calma y buscar a un buen profesional.

Empezamos:embalaje y protección de objetos.

Al empacar todas tus cosas, asegúrate de catalogar y etiquetar todos los artículos mediante un registro de las pertenencias que tengas que transportar. De esta manera, tendrás la tranquilidad de saber que todas tus cosas llegan a su destino. Las mudanzas suponen por lo general el traslado de una cantidad significativa de cosas, incluidas las más pequeñas, por lo que no debe extraviarse nada. También recomendamos etiquetar todas las cajas y bolsas. Esto acelerará la tarea de desembalar y colocar tus cosas en tu nuevo destino. Además, cuando busques a un transportista, es importante que le proporciones un inventario completo de los artículos que tendrá que transportar. Las empresas de transporte necesitan saber la cantidad, dimensiones y peso de todas las cajas y objetos, por lo que un listado detallado es necesario.

También debes asegurar el embalaje correcto de tus pertenencias. Aquellos objetos extremadamente frágiles tales como vidrios, obras de arte, cerámicas, antigüedades, etc. requieren un extra de atención. Lo más seguro es embalarlos con plástico de burbujas, aunque mantas y cartón también pueden ser útiles. En cuanto a los muebles, prueba a desmontarlos previamente ya que serán más fáciles de transportar y el riesgo de rotura durante el transporte también se minimiza. En algunos casos, los muebles no se pueden desmontar, y otras veces no resulta necesario, por ejemplo, cuando tanto el apartamento del que nos mudamos como el de destino se ubican en una planta baja. Por lo tanto, cuando vayas a trasladar tus muebles sin desmontar, asegúrate de que quepan por todas las esquinas, pasillos, puertas o ascensores; protege todas las partes delicadas y no dejes cosas sueltas en el interior (estanterías y cajones).

A la hora de empaquetar tus cosas, lo mejor es usar cajas de cartón para guardar dentro artículos como libros, aparatos electrónicos y electrodomésticos de tamaño pequeño, plantas, objetos decorativos, etc. Ciertamente, vas a necesitar un gran número de cajas. Si no tienes suficientes, puedes comprar en almacenes de bricolaje, así como en internet, o intentar pedirlas en tu supermercado o tienda más cercana, ya que en ocasiones tienen cajas vacías de sobra. Este último método es gratuito y bueno para el medio ambiente. Para guardar  objetos más pequeños, así como la ropa, ropa de cama y toallas, también serán útiles las bolsas plásticas o sacos. Eso sí, siempre evita transportar artículos frágiles y delicados siguiendo este método, ya que  existe un gran riesgo de que el embalaje se rompa y el contenido se caiga durante el traslado dañándose considerablemente.

Los electrodomésticos deben desenchufarse, vaciar su contenido y protegerse de manera adecuada para su traslado. Además, en el caso de los frigoríficos, hay que secar bien su interior antes de moverlos. Estos artículos son bastante frágiles y susceptibles a sufrir daños. Por lo tanto, extrema las precauciones durante la mudanza con este tipo de aparatos. Las plantas también se tienen que embalar de manera individual. Si las colocas en cajas de cartón, no olvides hacer algún agujero para que las plantas tengan un suministro constante de oxígeno y algo de luz. También es buena idea regarlas justo antes del viaje, especialmente cuando tus cosas no pueden llegar en el mismo día. A pesar de esto, riega con precaución asegurando que los maceteros no escurran para que no estropeen el resto de objetos que se trasladan junto con tus macetas.

Otro punto a considerar: informa al transportista si entre los artículos transportados hay alguna carga inusual o que requiera de una vigilancia especial como antigüedades, piezas de cerámica o espejos grandes y etiquétalas con "FRÁGIL".

Elige un transportista

Uno de los puntos clave al planificar una mudanza es encontrar al profesional adecuado.  Antes de contratar los servicios de una empresa determinada, verifica qué tipo de póliza tiene. Para el transporte internacional, pregunta sobre la legislación vigente tanto en España como en el país extranjero, en especial infórmate sobre los trámites con la aduana. Los transportistas especializados en mudanzas a veces también ofrecen servicios de desmontaje y embalaje para los artículos a transportar. Cuando vayas a contratar con ellos el servicio, especifica si solo necesitas el transporte o si requieres también asistencia con la carga y descarga e incluso un servicio completo que incluya desmontar y embalar.

La comunicación entre el transportista y el cliente es extremadamente importante, así que trata de proporcionar  la mayor cantidad de información y lo más detallada posible. Especifica cuándo te gustaría realizar la mudanza, inventario detallado de artículos, peso y dimensiones de la carga, etc. También es importante que el transportista sepa si dispone o no de ascensor en los edificios, altura desde la que se tienen que recoger y entregar los objetos de tu mudanza y si la zona cuenta o no con áreas de aparcamiento.

Tipos de mudanzas y precios

En Clicktrans se anuncian de manera regular nuevos envíos de personas que necesitan transportista para mudarse. Los traslados pueden ser nacionales o internacionales, cuando implican a uno o más países diferentes a España. Además, pueden ser tanto de viviendas unifamiliares como de apartamentos y la mayor parte de las mudanzas son de casas pequeñas de una o dos habitaciones. A la hora de publicar tu envío, no olvides indicar de qué clase de vivienda se trata y el número de habitaciones.

Los precios de este tipo de transporte dependen de diversos factores como por ejemplo:  la distancia, el número de trabajadores que se necesitan para realizar la mudanza, si se requiere de un servicio completo incluyendo la asistencia para la carga, descarga y el embalaje, las fechas requeridas del transporte (la mudanza puede costar más en días no laborables), dimensiones y peso total de la carga, etc. Al calcular el precio, los transportistas también tienen en cuenta a qué piso van a transportar las cajas y si existe o no ascensor. El precio puede ser mayor si hay una cantidad significativa de artículos frágiles y que requieren de una especial atención como instrumentos de música, equipos electrónicos, electrodomésticos, cerámicas, espejos, etc. Si vas a contratar servicio de embalaje,  ten en cuenta que el presupuesto final de la mudanza también se verá aumentado. 

Una manera de abaratar costes es contratar una empresa transportista que haga tu ruta y disponga de lugar libre en su vehículo para compartirlo con otros usuarios en la modalidad de grupaje o que regrese de vacío. Entre los transportistas verificados en la plataforma Clicktrans.es, algunos de ellos busca envíos para completar cargas y de esta manera evitar viajes en vacío.

Los cambios de lugar de residencia se asocian generalmente con caos, estrés y una larga lista de tareas a desarrollar. Pero, con una correcta planificación, una mudanza se puede desarrollar de manera rápida y eficiente, en resumen: minimizando al máximo los problemas. Para ello es necesario valorar cada punto y definir cada etapa con sumo cuidado, comenzar a empacar los objetos con calma y buscar a un buen profesional.

Empezamos:embalaje y protección de objetos.

Al empacar todas tus cosas, asegúrate de catalogar y etiquetar todos los artículos mediante un registro de las pertenencias que tengas que transportar. De esta manera, tendrás la tranquilidad de saber que todas tus cosas llegan a su destino. Las mudanzas suponen por lo general el traslado de una cantidad significativa de cosas, incluidas las más pequeñas, por lo que no debe extraviarse nada. También recomendamos etiquetar todas las cajas y bolsas. Esto acelerará la tarea de desembalar y colocar tus cosas en tu nuevo destino. Además, cuando busques a un transportista, es importante que le proporciones un inventario completo de los artículos que tendrá que transportar. Las empresas de transporte necesitan saber la cantidad, dimensiones y peso de todas las cajas y objetos, por lo que un listado detallado es necesario.

También debes asegurar el embalaje correcto de tus pertenencias. Aquellos objetos extremadamente frágiles tales como vidrios, obras de arte, cerámicas, antigüedades, etc. requieren un extra de atención. Lo más seguro es embalarlos con plástico de burbujas, aunque mantas y cartón también pueden ser útiles. En cuanto a los muebles, prueba a desmontarlos previamente ya que serán más fáciles de transportar y el riesgo de rotura durante el transporte también se minimiza. En algunos casos, los muebles no se pueden desmontar, y otras veces no resulta necesario, por ejemplo, cuando tanto el apartamento del que nos mudamos como el de destino se ubican en una planta baja. Por lo tanto, cuando vayas a trasladar tus muebles sin desmontar, asegúrate de que quepan por todas las esquinas, pasillos, puertas o ascensores; protege todas las partes delicadas y no dejes cosas sueltas en el interior (estanterías y cajones).

A la hora de empaquetar tus cosas, lo mejor es usar cajas de cartón para guardar dentro artículos como libros, aparatos electrónicos y electrodomésticos de tamaño pequeño, plantas, objetos decorativos, etc. Ciertamente, vas a necesitar un gran número de cajas. Si no tienes suficientes, puedes comprar en almacenes de bricolaje, así como en internet, o intentar pedirlas en tu supermercado o tienda más cercana, ya que en ocasiones tienen cajas vacías de sobra. Este último método es gratuito y bueno para el medio ambiente. Para guardar  objetos más pequeños, así como la ropa, ropa de cama y toallas, también serán útiles las bolsas plásticas o sacos. Eso sí, siempre evita transportar artículos frágiles y delicados siguiendo este método, ya que  existe un gran riesgo de que el embalaje se rompa y el contenido se caiga durante el traslado dañándose considerablemente.

Los electrodomésticos deben desenchufarse, vaciar su contenido y protegerse de manera adecuada para su traslado. Además, en el caso de los frigoríficos, hay que secar bien su interior antes de moverlos. Estos artículos son bastante frágiles y susceptibles a sufrir daños. Por lo tanto, extrema las precauciones durante la mudanza con este tipo de aparatos. Las plantas también se tienen que embalar de manera individual. Si las colocas en cajas de cartón, no olvides hacer algún agujero para que las plantas tengan un suministro constante de oxígeno y algo de luz. También es buena idea regarlas justo antes del viaje, especialmente cuando tus cosas no pueden llegar en el mismo día. A pesar de esto, riega con precaución asegurando que los maceteros no escurran para que no estropeen el resto de objetos que se trasladan junto con tus macetas.

Otro punto a considerar: informa al transportista si entre los artículos transportados hay alguna carga inusual o que requiera de una vigilancia especial como antigüedades, piezas de cerámica o espejos grandes y etiquétalas con "FRÁGIL".

Elige un transportista

Uno de los puntos clave al planificar una mudanza es encontrar al profesional adecuado.  Antes de contratar los servicios de una empresa determinada, verifica qué tipo de póliza tiene. Para el transporte internacional, pregunta sobre la legislación vigente tanto en España como en el país extranjero, en especial infórmate sobre los trámites con la aduana. Los transportistas especializados en mudanzas a veces también ofrecen servicios de desmontaje y embalaje para los artículos a transportar. Cuando vayas a contratar con ellos el servicio, especifica si solo necesitas el transporte o si requieres también asistencia con la carga y descarga e incluso un servicio completo que incluya desmontar y embalar.

La comunicación entre el transportista y el cliente es extremadamente importante, así que trata de proporcionar  la mayor cantidad de información y lo más detallada posible. Especifica cuándo te gustaría realizar la mudanza, inventario detallado de artículos, peso y dimensiones de la carga, etc. También es importante que el transportista sepa si dispone o no de ascensor en los edificios, altura desde la que se tienen que recoger y entregar los objetos de tu mudanza y si la zona cuenta o no con áreas de aparcamiento.

Tipos de mudanzas y precios

En Clicktrans se anuncian de manera regular nuevos envíos de personas que necesitan transportista para mudarse. Los traslados pueden ser nacionales o internacionales, cuando implican a uno o más países diferentes a España. Además, pueden ser tanto de viviendas unifamiliares como de apartamentos y la mayor parte de las mudanzas son de casas pequeñas de una o dos habitaciones. A la hora de publicar tu envío, no olvides indicar de qué clase de vivienda se trata y el número de habitaciones.

Los precios de este tipo de transporte dependen de diversos factores como por ejemplo:  la distancia, el número de trabajadores que se necesitan para realizar la mudanza, si se requiere de un servicio completo incluyendo la asistencia para la carga, descarga y el embalaje, las fechas requeridas del transporte (la mudanza puede costar más en días no laborables), dimensiones y peso total de la carga, etc. Al calcular el precio, los transportistas también tienen en cuenta a qué piso van a transportar las cajas y si existe o no ascensor. El precio puede ser mayor si hay una cantidad significativa de artículos frágiles y que requieren de una especial atención como instrumentos de música, equipos electrónicos, electrodomésticos, cerámicas, espejos, etc. Si vas a contratar servicio de embalaje,  ten en cuenta que el presupuesto final de la mudanza también se verá aumentado. 

Una manera de abaratar costes es contratar una empresa transportista que haga tu ruta y disponga de lugar libre en su vehículo para compartirlo con otros usuarios en la modalidad de grupaje o que regrese de vacío. Entre los transportistas verificados en la plataforma Clicktrans.es, algunos de ellos busca envíos para completar cargas y de esta manera evitar viajes en vacío.

ver más ocultar

¿Vas a hacer una mudanza?

¡Mudanzas París desde 150 €!

Obtén Presupuestos Gratis