CÓMO FUNCIONA

Dinos a dónde necesitas enviar tus muebles y encontraremos al mejor transportista para realizar tu envío.
Conectamos a personas y empresas con transportistas verificados que realizan envíos de muebles.
En España y en toda Europa.

ahorrados con nosotros 20 682 000 € 20 682 000 € ahorrados con nosotros
862 000 envíos
realizados 862 000 envíos realizados
0 € por publicar tu envío 0 € por publicar tu envío
45 000 transportistas 45 000 transportistas

Muebles transportados recientemente:

Los mejores presupuestos
para tus envíos

Los mejores presupuestos
para tus envíos

Transportistas verificados

Solo Transportistas
verificados

97% de clientes satisfechos

97% de clientes satisfechos
desde 2010

Apoyamos el transporte ecológico

Apoyamos
el transporte ecológico

Valoraciones

Excelente servicio, muy agradable

vespa

Usuario Frank S.
,
Ruta: Teià - Barcelona

Todo ha funcionado a la perfección. Presupuesto, claridad, atención, puntualidad de recogida y entrega, facturación... Muy recomendable.

Alfombras grandes

Usuario Luis F.
,
Ruta: Murcia - Mérida

Todo correcto, puntuales y sin problemas, repetiré.

1 sillon de polietileno de medidas 80x80x105 y 17 kg de peso

Usuario Juan C.
,
Ruta: Benalmádena - Barcelona

Consejos para preparar tu envio

Cómo organizar el transporte de muebles

Puede que estés pensando en cambiar de muebles y te preguntas cómo llevarlos a tu domicilio. O tal vez quieras regalarle a un ser querido un sofá, tocador o escritorio y deseas que lo reciba en su hogar. O a lo mejor te interesa vender algún mueble y tienes que enviarlo al lugar donde te indique el comprador. En cualquiera de estos supuestos y siempre que requieras transportar muebles, te aconsejamos que publiques tu envío en Clicktrans.es para recibir presupuestos de transportistas verificados y elegir el que más te interese. Para hacer esto, completa el formulario, describe los objetos que tengas que enviar y cuando recibas presupuestos, elige a un transportista y ya estarás listo para realizar el transporte.

Preparación del transporte

Transportar muebles puede resultar complicado, pero si se prepara correctamente,  no tiene porque serlo. Primero debes vaciar el mueble apartando todas las cosas que haya guardadas en su interior. De esta manera el peso del mueble se reducirá y evitarás el riesgo de estropear los objetos guardados o el interior del mueble, ya que los objetos pequeños pueden producir rayaduras durante el traslado. Por lo tanto, asegúrate de que el  mueble esté vacío antes de moverlo.

Luego toca responder a la pregunta: ¿prefieres transportar los muebles enteros o transportarlos desmontados por partes? Transportar objetos más pequeños siempre resulta más sencillo. Sin embargo,el desmontaje de los muebles puede traer algunas dificultades y suponer mucho tiempo: no solo hay que desmontar los muebles, sino que, una vez que llegan a su destino, hay que volver a montarlos, con el riesgo de que no queden exactamente igual. A pesar de esto, el transporte de piezas pequeñas siempre resultará mucho más cómodo, por lo que puede ser una buena idea el desmontarlos. Al decidir, ten en cuenta la altura del piso desde el cual se sacarán los muebles y la altura a la que tendrán que llevarse y es que si vas a llevarlos a un cuarto piso sin ascensor, probablemente la mejor opción sea desmontarlos, especialmente cuando se trate de muebles más grandes, tipo armario o sofá. Pero, si se trasladan entre plantas bajas, a lo mejor resulta más fácil dejarlos sin desmontar, comprobando en todo momento que cabrán por puertas, pasillos y esquinas.

Si vas a trasladar tus muebles desmontados, ten siempre en cuenta algunos aspectos importantes. Terminarás con muchas piezas pequeñas como: tornillos, pasadores, tiradores, bisagras, etc. que son fáciles de confundir y perder, por lo que conviene tomar buena nota para no olvidar dónde van esas piezas. Guarda los componentes que pertenezcan a una parte del mueble en un sobre y rotúlalo; por ejemplo, una bolsa para tornillos de los cajones, la segunda bolsa para tornillos del aparador, etc. De este modo te ahorras la desorganización y las pérdidas cuando montes de nuevo tu mueble. Ten presente que el desmontaje de muebles no es una tarea grata e incluso llega a parecer imposible, por lo que al menos se requieren dos personas para realizarla, así que pide ayuda.

 Cómo proteger los muebles

Es necesario proteger bien los muebles ya que constituyen un tipo de carga que puede  sufrir daños durante el traslado. Por este motivo, una buena protección  ayudará a evitar problemas.  Ten especial cuidado en caso de transportar muebles en una pieza y sin desmontar. Cuando desmontamos los muebles, las partes que lo componen son más pequeñas y fáciles de embalar en cajas de cartón o papel y los elementos más frágiles (por ej. de cristal) se pueden envolver con plástico de burbujas o tela. Recuerda que todas las puertas y cajones deben estar cerradas y aseguradas con cinta adhesiva para que no se abran durante el traslado.

Por lo general, no se suele prestar mucha atención a la parte inferior de los muebles  y esto puede provocar problemas durante el traslado: puede ser que los muebles  se coloquen sobre una superficie sucia o mojada, por lo que se aconseja proteger esta zona. También es necesario poner especial atención a los muebles tapizados ya que estos materiales se estropean con facilidad.

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de las veces que transportes muebles, vas a necesitar que te echen una mano. Por lo que si vas a contratar un transportista, conviene que asegures con él si va a encargarse de la carga y descarga.

También es importante que le facilites al transportista con exactitud el peso y las dimensiones de la carga, el piso donde debe ser retirada y entregada, si cuenta o no con ascensor y si estas zonas son de fácil acceso y disponen de lugar de aparcamiento.

Otro aspecto que no conviene olvidar es resolver con tu transportista, especialmente cuando se trate de muebles de gran valor, el tipo de póliza de seguro con la que cuenta. De esta manera podrás saber si tus muebles están cubiertos y si te corresponde una compensación en caso de producirse daños durante el transporte.

Cuánto cuesta transportar muebles.

Dentro de la categoría de muebles encontramos objetos de muy diversas características por lo que el precio del transporte podrá variar de manera considerable según el tipo de mueble que necesitemos trasladar. Para calcular el precio del transporte tienes que tener en cuenta los siguientes factores: la distancia de la ruta, si se trata de un envío nacional o internacional, medidas y peso de la carga, si se trata o no de un mueble frágil. Una buena manera de reducir el precio del transporte de muebles es contratar un transportista que haga la misma ruta que necesitas, compartiendo el traslado con otros artículos en la modalidad de grupaje. De esta manera puedes reducir notablemente el importe a pagar a la vez que consigues un servicio de calidad.

Cómo organizar el transporte de muebles

Puede que estés pensando en cambiar de muebles y te preguntas cómo llevarlos a tu domicilio. O tal vez quieras regalarle a un ser querido un sofá, tocador o escritorio y deseas que lo reciba en su hogar. O a lo mejor te interesa vender algún mueble y tienes que enviarlo al lugar donde te indique el comprador. En cualquiera de estos supuestos y siempre que requieras transportar muebles, te aconsejamos que publiques tu envío en Clicktrans.es para recibir presupuestos de transportistas verificados y elegir el que más te interese. Para hacer esto, completa el formulario, describe los objetos que tengas que enviar y cuando recibas presupuestos, elige a un transportista y ya estarás listo para realizar el transporte.

Preparación del transporte

Transportar muebles puede resultar complicado, pero si se prepara correctamente,  no tiene porque serlo. Primero debes vaciar el mueble apartando todas las cosas que haya guardadas en su interior. De esta manera el peso del mueble se reducirá y evitarás el riesgo de estropear los objetos guardados o el interior del mueble, ya que los objetos pequeños pueden producir rayaduras durante el traslado. Por lo tanto, asegúrate de que el  mueble esté vacío antes de moverlo.

Luego toca responder a la pregunta: ¿prefieres transportar los muebles enteros o transportarlos desmontados por partes? Transportar objetos más pequeños siempre resulta más sencillo. Sin embargo,el desmontaje de los muebles puede traer algunas dificultades y suponer mucho tiempo: no solo hay que desmontar los muebles, sino que, una vez que llegan a su destino, hay que volver a montarlos, con el riesgo de que no queden exactamente igual. A pesar de esto, el transporte de piezas pequeñas siempre resultará mucho más cómodo, por lo que puede ser una buena idea el desmontarlos. Al decidir, ten en cuenta la altura del piso desde el cual se sacarán los muebles y la altura a la que tendrán que llevarse y es que si vas a llevarlos a un cuarto piso sin ascensor, probablemente la mejor opción sea desmontarlos, especialmente cuando se trate de muebles más grandes, tipo armario o sofá. Pero, si se trasladan entre plantas bajas, a lo mejor resulta más fácil dejarlos sin desmontar, comprobando en todo momento que cabrán por puertas, pasillos y esquinas.

Si vas a trasladar tus muebles desmontados, ten siempre en cuenta algunos aspectos importantes. Terminarás con muchas piezas pequeñas como: tornillos, pasadores, tiradores, bisagras, etc. que son fáciles de confundir y perder, por lo que conviene tomar buena nota para no olvidar dónde van esas piezas. Guarda los componentes que pertenezcan a una parte del mueble en un sobre y rotúlalo; por ejemplo, una bolsa para tornillos de los cajones, la segunda bolsa para tornillos del aparador, etc. De este modo te ahorras la desorganización y las pérdidas cuando montes de nuevo tu mueble. Ten presente que el desmontaje de muebles no es una tarea grata e incluso llega a parecer imposible, por lo que al menos se requieren dos personas para realizarla, así que pide ayuda.

 Cómo proteger los muebles

Es necesario proteger bien los muebles ya que constituyen un tipo de carga que puede  sufrir daños durante el traslado. Por este motivo, una buena protección  ayudará a evitar problemas.  Ten especial cuidado en caso de transportar muebles en una pieza y sin desmontar. Cuando desmontamos los muebles, las partes que lo componen son más pequeñas y fáciles de embalar en cajas de cartón o papel y los elementos más frágiles (por ej. de cristal) se pueden envolver con plástico de burbujas o tela. Recuerda que todas las puertas y cajones deben estar cerradas y aseguradas con cinta adhesiva para que no se abran durante el traslado.

Por lo general, no se suele prestar mucha atención a la parte inferior de los muebles  y esto puede provocar problemas durante el traslado: puede ser que los muebles  se coloquen sobre una superficie sucia o mojada, por lo que se aconseja proteger esta zona. También es necesario poner especial atención a los muebles tapizados ya que estos materiales se estropean con facilidad.

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de las veces que transportes muebles, vas a necesitar que te echen una mano. Por lo que si vas a contratar un transportista, conviene que asegures con él si va a encargarse de la carga y descarga.

También es importante que le facilites al transportista con exactitud el peso y las dimensiones de la carga, el piso donde debe ser retirada y entregada, si cuenta o no con ascensor y si estas zonas son de fácil acceso y disponen de lugar de aparcamiento.

Otro aspecto que no conviene olvidar es resolver con tu transportista, especialmente cuando se trate de muebles de gran valor, el tipo de póliza de seguro con la que cuenta. De esta manera podrás saber si tus muebles están cubiertos y si te corresponde una compensación en caso de producirse daños durante el transporte.

Cuánto cuesta transportar muebles.

Dentro de la categoría de muebles encontramos objetos de muy diversas características por lo que el precio del transporte podrá variar de manera considerable según el tipo de mueble que necesitemos trasladar. Para calcular el precio del transporte tienes que tener en cuenta los siguientes factores: la distancia de la ruta, si se trata de un envío nacional o internacional, medidas y peso de la carga, si se trata o no de un mueble frágil. Una buena manera de reducir el precio del transporte de muebles es contratar un transportista que haga la misma ruta que necesitas, compartiendo el traslado con otros artículos en la modalidad de grupaje. De esta manera puedes reducir notablemente el importe a pagar a la vez que consigues un servicio de calidad.

ver más ocultar

¿Buscas un transportista?

¡Transporte de muebles Mánchester desde 25 €!

Obtener Presupuestos Gratis