CÓMO FUNCIONA

Dinos a dónde quieres enviar un paquete y encontraremos al mejor transportista para realizar tu envío.
Conectamos a personas y empresas con transportistas verificados especializados en envío de paquetería.
En España y en toda Europa.

ahorrados con nosotros 39 209 000 € ahorrados con nosotros 39 209 000 € 39 209 000 € ahorrados con nosotros
1 549 000 envíos realizados 1 549 000 envíos realizados 1 549 000 envíos realizados
0 € por publicar tu envío 0 € por publicar tu envío 0 € por publicar tu envío
76 000 transportistas 76 000 transportistas 76 000 transportistas

Paquetes transportados recientemente:

Los mejores presupuestos para tus envíos Los mejores presupuestos para tus envíos

Los mejores presupuestos
para tus envíos

Transportistas verificados Transportistas verificados

Solo Transportistas
verificados

97% de clientes satisfechos 97% de clientes satisfechos

97% de clientes satisfechos
desde 2010

Apoyamos el transporte ecológico Apoyamos el transporte ecológico

Apoyamos
el transporte ecológico

Valoraciones

Todo perfecto y rápido.

Pallet

Maravilloso tratar con Sergio. Gracias por todo.

Paquete x 2

Muy recomendable. Ha sido todo fácil y rápido. Muchas gracias por todo!

Paquete x 4

Clicktrans en los medios

  • homepage.media.seo_link
  • homepage.media.seo_link
  • homepage.media.seo_link
  • homepage.media.seo_link
  • homepage.media.seo_link
  • homepage.media.seo_link

Consejos para preparar tu envio

Cómo contratar un servicio de transporte para el envío de paquetes.

Para encontrar un transportista que se encargue de llevar paquetes, te recomendamos que solicites presupuestos en la plataforma Clicktrans.es. Simplemente haz clic en el apartado "Obtener presupuestos", selecciona la categoría "Paquetes" y rellena la información del cuestionario. Comenzarás poniendo un título para tu envío y escribiendo la dirección de carga y entrega del paquete y  si requieres fechas determinadas para el transporte o si eres flexible. Proporciona las dimensiones, el peso y el número de paquetes que necesitas transportar. Estos datos son fundamentales para los transportistas ya que les permitirán saber cuánto volumen ocupará la carga, decidir el coste del transporte y determinar si tienen capacidad o no para llevar tu mercancía. Esta información es igualmente importante aunque se trate de un paquete de tamaño pequeño, por lo que vale la pena precisar las dimensiones con la mayor exactitud posible. Las empresas de transporte suelen transportar diversas cargas a la vez, por lo que tienen que saber el tamaño de cada bulto para estimar si disponen del espacio suficiente en su vehículo para llevarlos o no. 

Algunos detalles los podrás podrás acordar con tu transportista más adelante, pero es mejor que brindes toda la información y que todo quede claro en tu solicitud y antes de aceptar un presupuesto.

Cuando el envío contenga artículos delicados o que necesiten condiciones especiales durante el transporte, no olvides informar al transportista sobre este punto. Esto se aplica por ejemplo a paquetes que contienen componentes de cristal, cerámica, instrumentos musicales, equipos electrónicos, alimentos u otros objetos que requieran un cuidado especial.

Preparando el paquete para su envío.

Los objetos que tengas que enviar deberán viajar debidamente protegidos, por lo que un buen embalaje es fundamental. Si embalamos los objetos con cuidado, el riesgo a que sufra daños durante el traslado se minimiza considerablemente.

Las medidas del paquete van a depender del tamaño y del peso de los artículos que vayas a mandar. Podrás preparar tu paquete reutilizando cajas de cartón que tengas en casa o puedas conseguir en algún comercio o supermercado próximo. Estos cartones por lo general se les puede dar un segundo uso, pero hay que asegurarse previamente de que su estado es bueno y darán resistencia al embalaje.

Si no has podido conseguir una caja para reutilizar, puedes comprar nuevas en tiendas de bricolaje o papelerías. Para elegir el tamaño de caja más adecuado, lo más conveniente es que sea de unas dimensiones similares al contenido que vayas a meter en su interior. Embala bien el o los objetos (si son frágiles te recomendamos que primero los envuelvas con plástico de burbujas o trozos de manta o tela gruesa) y a continuación rellena todos los huecos sobrantes que haya en la caja con más plástico de burbujas, bolsas de aire, papel de periódico o virutas.

Cuanto mayor sea el grado de fragilidad de la carga, más cuidado y atención deberás poner en el embalaje.

Una vez que tengas preparado el paquete con todos los objetos bien protegidos y colocados en su interior, toca cerrar la caja con cinta de precintar y seguidamente proteger las uniones con más cinta para reforzar bien la caja. 

La empresa de mensajería o transportista encargado de llevarse el paquete, tiene que tener los datos del destinatario a la vista. Por lo que si reutilizas una caja, asegúrate de que no tenga otras etiquetas o inscripciones y en el caso de tenerlas, bórralas o tápalas con un papel en blanco. Una forma efectiva es escribir la dirección en una hoja vacía y pegarla en la superficie del cartón cubriendo la información anterior.

También puedes escribir el lugar de entrega con un marcador oscuro y grueso, lo importante es que sea claro y legible y que no se confunda con otros datos.

Si el paquete contiene mercancía frágil, no olvides ponerle una etiqueta o marcar la caja indicándolo.

Términos y coste del transporte de paquetes.

En la página web Clicktrans.es puedes solicitar presupuestos para el envío de paquetes en España y a nivel internacional.

Antes de que aceptes un presupuesto, determina con el transportista que elijas los términos del transporte, consulta sobre su política de envíos, modo de pago y las coberturas de la póliza de seguros que tiene contratada para proteger la mercancía en caso de daños durante el transporte. 

A la hora de definir el coste de un envío, es importante indicar la ruta correctamente ya que este factor influye mucho en el precio del transporte.

Además de la distancia, el precio también va a variar según el tamaño y peso del paquete.

Es más caro transportar cargas no estándar, es decir, aquellas que necesitan más atención por su fragilidad o contenido, requieren mantener unas condiciones determinadas durante el transporte o tienen unas dimensiones o forma que dificulta su manejo.  

En cuanto al peso, algunas empresas de mensajería calculan el coste de acuerdo a rangos preestablecidos, por lo que seguramente transportar un paquete cuyo peso esté por debajo de un kilo, puede ser mucho más barato que transportar un paquete que pese 2 kg o más. 

Cómo contratar un servicio de transporte para el envío de paquetes.

Para encontrar un transportista que se encargue de llevar paquetes, te recomendamos que solicites presupuestos en la plataforma Clicktrans.es. Simplemente haz clic en el apartado "Obtener presupuestos", selecciona la categoría "Paquetes" y rellena la información del cuestionario. Comenzarás poniendo un título para tu envío y escribiendo la dirección de carga y entrega del paquete y  si requieres fechas determinadas para el transporte o si eres flexible. Proporciona las dimensiones, el peso y el número de paquetes que necesitas transportar. Estos datos son fundamentales para los transportistas ya que les permitirán saber cuánto volumen ocupará la carga, decidir el coste del transporte y determinar si tienen capacidad o no para llevar tu mercancía. Esta información es igualmente importante aunque se trate de un paquete de tamaño pequeño, por lo que vale la pena precisar las dimensiones con la mayor exactitud posible. Las empresas de transporte suelen transportar diversas cargas a la vez, por lo que tienen que saber el tamaño de cada bulto para estimar si disponen del espacio suficiente en su vehículo para llevarlos o no. 

Algunos detalles los podrás podrás acordar con tu transportista más adelante, pero es mejor que brindes toda la información y que todo quede claro en tu solicitud y antes de aceptar un presupuesto.

Cuando el envío contenga artículos delicados o que necesiten condiciones especiales durante el transporte, no olvides informar al transportista sobre este punto. Esto se aplica por ejemplo a paquetes que contienen componentes de cristal, cerámica, instrumentos musicales, equipos electrónicos, alimentos u otros objetos que requieran un cuidado especial.

Preparando el paquete para su envío.

Los objetos que tengas que enviar deberán viajar debidamente protegidos, por lo que un buen embalaje es fundamental. Si embalamos los objetos con cuidado, el riesgo a que sufra daños durante el traslado se minimiza considerablemente.

Las medidas del paquete van a depender del tamaño y del peso de los artículos que vayas a mandar. Podrás preparar tu paquete reutilizando cajas de cartón que tengas en casa o puedas conseguir en algún comercio o supermercado próximo. Estos cartones por lo general se les puede dar un segundo uso, pero hay que asegurarse previamente de que su estado es bueno y darán resistencia al embalaje.

Si no has podido conseguir una caja para reutilizar, puedes comprar nuevas en tiendas de bricolaje o papelerías. Para elegir el tamaño de caja más adecuado, lo más conveniente es que sea de unas dimensiones similares al contenido que vayas a meter en su interior. Embala bien el o los objetos (si son frágiles te recomendamos que primero los envuelvas con plástico de burbujas o trozos de manta o tela gruesa) y a continuación rellena todos los huecos sobrantes que haya en la caja con más plástico de burbujas, bolsas de aire, papel de periódico o virutas.

Cuanto mayor sea el grado de fragilidad de la carga, más cuidado y atención deberás poner en el embalaje.

Una vez que tengas preparado el paquete con todos los objetos bien protegidos y colocados en su interior, toca cerrar la caja con cinta de precintar y seguidamente proteger las uniones con más cinta para reforzar bien la caja. 

La empresa de mensajería o transportista encargado de llevarse el paquete, tiene que tener los datos del destinatario a la vista. Por lo que si reutilizas una caja, asegúrate de que no tenga otras etiquetas o inscripciones y en el caso de tenerlas, bórralas o tápalas con un papel en blanco. Una forma efectiva es escribir la dirección en una hoja vacía y pegarla en la superficie del cartón cubriendo la información anterior.

También puedes escribir el lugar de entrega con un marcador oscuro y grueso, lo importante es que sea claro y legible y que no se confunda con otros datos.

Si el paquete contiene mercancía frágil, no olvides ponerle una etiqueta o marcar la caja indicándolo.

Términos y coste del transporte de paquetes.

En la página web Clicktrans.es puedes solicitar presupuestos para el envío de paquetes en España y a nivel internacional.

Antes de que aceptes un presupuesto, determina con el transportista que elijas los términos del transporte, consulta sobre su política de envíos, modo de pago y las coberturas de la póliza de seguros que tiene contratada para proteger la mercancía en caso de daños durante el transporte. 

A la hora de definir el coste de un envío, es importante indicar la ruta correctamente ya que este factor influye mucho en el precio del transporte.

Además de la distancia, el precio también va a variar según el tamaño y peso del paquete.

Es más caro transportar cargas no estándar, es decir, aquellas que necesitan más atención por su fragilidad o contenido, requieren mantener unas condiciones determinadas durante el transporte o tienen unas dimensiones o forma que dificulta su manejo.  

En cuanto al peso, algunas empresas de mensajería calculan el coste de acuerdo a rangos preestablecidos, por lo que seguramente transportar un paquete cuyo peso esté por debajo de un kilo, puede ser mucho más barato que transportar un paquete que pese 2 kg o más. 

ver más ocultar

¿Buscas un transportista?

¡Transporte de Paquetes Mannheim desde 15 €!

Obtén Presupuestos Gratis