Embalajes respetuosos con el medio ambiente

Si eres de las personas que cuando tiene que hacer un envío se preocupa por el tipo de embalaje a utilizar y quieres que sea lo menos dañino posible con el medio ambiente, en este artículo vamos a darte una información muy valiosa.  No importa el tipo de carga que vayas a transportar ni el tamaño porque siempre podrás encontrar opciones que generen menos residuos. Por otra parte muchas de estas opciones además de ser más sostenibles, también son más económicas y la mayoría de los materiales podrás encontrarlos en casa. Ya ves, todo son ventajas. Empezamos 🙂

embalaje ecológico

Los tipos de embalaje más sostenibles

Cuando vayas a transportar electrodomésticos u otros aparatos electrónicos, lo mejor es que utilices el embalaje original. Este embalaje es el que mejor encaja y se adapta al objeto a enviar, por lo que no vas a necesitar utilizar rellenos extra u otros materiales que garanticen su protección. Si no encuentras este embalaje, utiliza alguna caja de cartón de tamaño similar que tengas en casa o también puedes pedirla en cualquier tienda cercana, ya que por lo general guardan cajas que ya no necesitan y no tendrán problema en prestarte una.  

Si lo que vas a enviar son documentos o pequeños paquetes, trata de evitar los sobres con relleno de burbujas y sustitúyelos por sobres o cajas hechos con varias capas de cartón, que además de proteger bien el contenido, son más respetuosos con el medio ambiente. Un consejo, echa un vistazo a tus viejas cajas de zapatos, pueden ser muy útiles para este fin. Otra alternativa sostenible es la de reutilizar sobres, simplemente asegúrate de tapar todos los datos previos y hacer visible únicamente la dirección e información actual, de esta manera evitarás malos entendidos con el transportista. Una vez que tengas el paquete listo, envuélvelo con papel de embalar, hoy en día es el material más ecológico que se puede encontrar en el mercado. Además intenta no utilizar gomas u otros materiales de plástico, puedes sustituirlos por cordón de lino o algodón orgánico y por cinta de embalar ecológica fabricada con papel reciclado 100% y que además es resistente a las temperaturas bajas y la humedad. 

materiales de embalaje ecológicos

Materiales de relleno ecológicos

¿Guardas los periódicos viejos o alguien de tu familia los conserva? Aunque vivimos en una era digital, todavía podemos encontrar grandes cantidades de papel a nuestro alrededor, incluso en nuestras casas y cuando tengas que realizar un envío, es el mejor momento para que les des uso. Rellena los huecos libres que quedan en tu paquete con bolas de papel, de esta manera protegerás la carga que contiene el paquete. Reutilizar de esta manera los papeles viejos, es mucho más ecológico que utilizar materiales de relleno hechos de plástico y además es mucho más barato 🙂

El papel es un material más respetuoso con el medio ambiente puesto que se puede reciclar fácilmente. Además es práctico y versátil y sirve para envolver cualquier artículo. Otro uso que podemos darles a las bolsas de papel cuando tengamos que transportar muebles, es el de almacenar los componentes más pequeños como tornillos, bisagras, manivelas, etc. para separarlos del resto y que no se pierdan. Así pues, podemos concluir que las bolsas de plástico ya no son un artículo imprescindible a la hora de realizar envíos.

envios ecologicos

También puedes emplear como material de relleno virutas de madera o pequeños trozos de cartón y todavía hay más opciones: papel triturado, los paquetes vacíos de azúcar o harina, rollos de papel higiénico… Como ves las posibilidades son numerosas y además la mayoría de ellas las tenemos a nuestro alcance.

Si no tienes papeles viejos a mano, puedes utilizar material de relleno fabricado con polietileno que es 100% reciclable. Además, existen materiales de rellenos ecológicos hechos de poliestireno expandido 100% reciclado (EPS) o chips de relleno fabricados con almidón vegetal libre de OGM y que son completamente biodegradables.

Ropas y telas viejas son otra buena opción de residuo cero. Puedes dar utilidad a las prendas que ya no uses cuando necesites enviar algún objeto frágil como por ejemplo piezas de cerámica, espejos o vajilla. Envuélvelos en la tela y de esta manera irán mucho más protegidos.

Renuncia siempre al plástico de burbujas o a cualquier otro tipo de embalaje de plástico a no ser que estés seguro de que es reciclable. Intenta eliminar también el poliestireno. Los elementos frágiles, como las esquinas del televisor, se pueden asegurar con cartón o tela gruesa. Sin embargo, cuando recibas un paquete embalado con materiales no ecológicos, recuerda guardarlos para poder utilizarlos al menos una vez más antes de desecharlos. 

Cómo reducir el impacto medioambiental del transporte

El transporte es una industria que contribuye en gran medida a la contaminación del aire. Sin embargo, podemos realizar algunos gestos para conseguir que la actividad del transporte sea menos dañina con el medio ambiente. La forma en la que embalamos nuestros envíos y el tipo de transportista que elijamos también cuentan. Si contratas a una empresa que ya está realizando tu ruta y que recoja tu paquete como parte de su carga, además de conseguir un precio más económico, contribuyes a disminuir los kilómetros recorridos y por consiguiente la emisión de dióxido de carbono.  ¿Cómo encontrar a estos transportistas? Muy sencillo, entra en el mercado online del transporte Clicktrans.es y encuentra a la mejor empresa que ya esté cubriendo tu ruta. De esta manera tu envío será más «ecológico» de lo que piensas.

 

 

Inés Trívez

Inés Trívez

Ambientóloga y apasionada de los viajes: estaré encantada de ayudarte para que tus envíos se hagan de la forma más segura y respetuosa con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *